La extinción del ’10’

Image

El fútbol, como casi todo en la vida, cambia. Los que seguimos los partidos de las ligas extranjeras, sobre todo las europeas, nos damos cuenta que los sistemas de juego y las posiciones han variado muchísimo si las comparamos con las de hace apenas 15 años atrás.

Entre los cambios más significativos, que a mi entender empezaron en la década de los 90′ desde que prohibieron que el arquero tome con la mano la pelota si venía cedida por un compañero suyo (esto obligó a que los porteros sean mucho más hábiles con los pies), tenemos por ejemplo la supuesta extinción del bendito y sagrado número ’10’.

En mis tiempos, no tan lejanos aún, se acostumbraba ver al más hábil del equipo luciendo la casaquilla que supieron llevar tiempo atrás figuras de la talla de Pelé, Cubillas, Gianni Rivera, Platini, Maradona, Zico, Francescoli, Gullit, George Hagi, Michael Laudrup, Roberto Baggio, entre otros.

Image

En los mundiales de fútbol, por ejemplo, las reglas que delimitan la numeración de los jugadores obliga al cuerpo técnico a designar los dorsales del ‘1’ al ’23’, haciendo posible encontrar con justicia al verdadero hombre clave del equipo. Y ya ha pasado en los últimos torneos porque lo hemos visto: Zinedine Zidane desde el mundial de 1998 hasta su triste despedida en el 2006, Rivaldo en el 2002, Ronaldinho en el 2006, Francesco Totti también en el 2006, Kaká en Sudáfrica 2010, Lionel Messi y Diego Forlán en el mismo mundial, etc. pero, ¿Qué funciones cumplen ahora los benditos ’10’?

Los de antes, y lo sabíamos de memoria, eran el cerebro del equipo. El ’10’ era la habilidad resumida en un solo jugador, era el pase gol y el gol, pero no cualquier gol, era el gol de calidad. El ’10’ solo debía pedir la pelota y crear oportunidades, se desligaba de él la obligación de marcar o si quiera presionar al rival cuando este tenía la pelota. Eran trotones, algunos lentos, otros más individualistas y su campo de acción estaba en tres cuartos de cancha para arriba. Los córners eran suyos, las pelotas paradas eran suyas y los penales, por lo general, eran suyos también.

La imagen más clara que tengo de un ’10’ clásico es la de Carlos Valderrama, el mejor futbolista colombiano que me haya tocado ver y uno de los mejores que ha dado el fútbol sudamericano. Lento para correr, demasiado veloz para pensar. Dueño de un pase extremadamente certero, de cabeza fría y corazón caliente. El ‘Pibe’ dominaba el balón, la pisaba, la acariciaba, se veía por momentos que el bueno de Valderrama era el enamorado perfecto para la pelota. Otros la reventaban, se la sacaban de encima, la mandaban al lateral, se despojaban de ella como sea. Valderrama no, Valderrama la quería, la cuidaba, la trataba con suavidad y precisión, la llevaba a pasear para él solo y se la presentaba a sus amigos, bailaba con ella hasta dejarla en el arco rival.

Image

¿Por qué el ‘Pibe’ nunca jugó en un equipo de élite de Europa? Él mismo dio la repsuesta. “En el fútbol lo que vende es el gol y no los pases”. Tenía razón. Valderrama fue extremadamente bondadoso con la pelota en los pies, pero su olfato goleador era casi nulo, él prefería organizar el juego y vaya que lo hacía bien.

Quizás Valderrama con esta frase dio pie a conceptualizar el cambio que se venía en el fútbol, una actividad comercial, competitiva y con fines de lucro que, justamente para satisfacer su necesidad de oferta y demanda, necesita del activo mecanismo de su principal protagonista: el dinero. Y dinero en el fútbol solo se consigue ganando, para lo cual, obviamente, necesitas hacer más goles que el resto.

Los esquemas tácticos fueron cambiando. Ya no se jugaba siempre con el 4-4-2, sino que ahora la tendencia está en poblar el mediocampo con cinco volantes para dejar a un delantero en punta. De los cinco volantes mencionados, dos suelen ser mixtos (suben, bajan y corren toda la cancha), otro suele ser de atraque (o contención, llámalo como quieras) y otros dos suelen ser los volantes laterales que fingen ser delanteros por fuera y que además apoyan al defensa lateral en la marca (un todo terreno por las bandas).

Hay quienes apuestan por los ‘enganches’, denominación que se le da al jugador que sirve de conector entre la volante y la delantera. Básicamente un ’10’, pero con marca, porque el fútbol de ahora e stan vertiginoso que no se puede jugar sin ella. Los ejemplos más claros: Michael Ballack en el Bayern Leverkusen y en el Bayern Munich, Cesc Fábregas (el del Arsenal, no el de ahora), Ben Arfa, Steven Gerrard en alguna etapa del Liverpool, Frank Lampard en su amado Chelsea, Ozil en el Real Madrid y unos cuantos más que mezquinamente olvido.

No hablo de Messi como un ’10’. Maradona intentó ponerlo en esa posición en Sudáfrica 2010 y el tipo no hizo ni un gol. Me parece el mejor jugador de la actualidad, pero no el mejor de la historia. Su posición, inventada por alguien (imagino que Guardiola) es la de “falso 9”. Dejémoslo ahí.

Los últimos que he visto con esa cualidad de ’10’ de antaño son Kaká, Rivaldo, Riquelme, el Ronaldinho de nuestros tiempos (no el del Barcelona, el de aquella época era mucho más útil y hábil por la banda izquierda que por el centro) y por supuesto Zinedine Zidane, quizá el mejor de los últimos 10 años.

Y para finalizar, aunque suene irónico y hasta puede que genere alguna risotada, me animo confesar a estas alturas que para mí, uno de los últimos ’10’ del fútbol peruano fue un tipo al que desperdiciamos y que él mismo se dejó desperdiciar: Carlos ‘Kukín’ Flores. Buena pegada, buena visión de juego, buen control de pelota, grandes amagues, hacía goles, tenía una técnica exquisita, era un zurdo de calidad, pero… lo dejo ahí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s